Las redes sociales se han convertido en una de las principales fuentes de tráfico para los blogs, y pese a la resistencia de muchas personas, hoy día